icon-arrowdown icon-eco-bio icon-celiac icon-comensales icon-dificultad icon-duracion icon-facebook icon-instagram icon-menu icon-plato icon-search icon-tipo-cocina icon-twitter icon-video

Pizza Mediterránea sin gluten

Cada vez hay más personas con problemas de intolerancia. Principalmente celíacos, que deben andarse con ojo para evitar consumir alimentos que contengan gluten, una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como trigo, cebada, centeno y derivados y posiblemente avena. El gluten carece de valor nutricional pero tiene un alto valor tecnológico, y es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

Aun así, tenemos la suerte de que hoy en día hay miles de opciones sin gluten, muy nutritivas, saludables y riquísimas. Esta pizza casera apta para celíacos es un buen ejemplo.

Elaboración

  1. En primer lugar, poner en una taza la mitad del agua tibia y deshacer en ella el azúcar. Mezclar la levadura seca junto con el agua. En el caso de que sea fresca, es preferible desmenuzarla y revolver hasta que quede una buena mezcla. Después, dejaremos espumar tapado unos minutos.
  2. A continuación, ponemos en un bol la harina, y añadimos la sal y el aceite, la levadura espumada y el resto del agua. Mezclamos con las manos hasta obtener una masa homogénea.
  3. Con ayuda de un rodillo aplanamos la masa hasta darle la forma deseada. A mí me gusta más redonda, y utilizo un plato grande redondo como molde para obtener un círculo más o menos perfecto.
  4. Justo después, y habiendo precalentado el horno un poquito antes, colocamos la masa en una bandeja de horno forrada con papel vegetal (especial horno) y decoramos al gusto (podéis elegir los ingredientes que más os gusten). Para que quede más jugosita rociamos con un chorrito de aceite.
  5. Cocemos en el horno precalentado a 200 ºC unos 30 minutos (aunque eso siempre dependerá del horno que tengáis). Y vais controlando para que quede más o menos rustida.

Ingredientes

  • 200 g. de agua tibia
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 10 g. levadura seca sin gluten ó 14 gramos de levadura fresca sin gluten
  • 230 g. harina sin gluten para pan
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Salsa de tomate casera (a la que añadiremos orégano para resaltar su aroma y sabor)
  • Decoración de la pizza: al gusto (en este caso con anchoas de Santoña, mozzarella de Buffala, tomates cherrys y rúcula)
 

Recetas relacionadas

La cerveza artesana y su proceso de elaboración.

La cerveza artesana y su proceso de elaboración.

Ensalada de Kale

Ensalada de Kale

Tostada de aguacate detox

Tostada de aguacate detox