icon-arrowdown icon-eco-bio icon-celiac icon-comensales icon-dificultad icon-duracion icon-facebook icon-instagram icon-menu icon-plato icon-search icon-tipo-cocina icon-twitter icon-video

Especial Navidad: Roscón de Reyes

El ‘Roscón de Reyes’ se toma de postre y/o merienda el día de Reyes, siendo ésta la última de las celebraciones del periodo navideño. Y aunque este dulce que se convierte en el protagonista indiscutible de la sobremesa cada 6 de enero, su elaboración, presentación y sabor no tienen nada que ver con el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén. Por ello, para encontrar su verdadero origen tenemos que remontarnos hasta el siglo II a.C., cuando a mediados del mes de diciembre, tras la finalización de los trabajos en el campo y a lo largo de una semana, se realizaban unas celebraciones paganas conocidas como ‘las Saturnales’ (como homenaje a Saturno, Dios de la agricultura y las cosechas) en las que se festejaba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz. Entre las muchas viandas que se preparaban para tal celebración se realizaba una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos, dátiles e higos. No en todos los lugares se mantuvo la costumbre de comer este postre, aunque sí quedó bastante arraigada en Francia donde se convirtió en toda una tradición entre la aristocracia y realeza gala y en la que adquirió gran parte de su actual popularidad. Más tarde, surgieron las variaciones como la de introducir un haba o una figurita en su interior con un doble significado: el que se encuentra el haba tiene que pagar el roscón y quien encuentra la figurita se convierte en ‘el rey’.

Elaboración

  1. Verter en un vaso batidor 120 gr. De azúcar, pulverizar y reservar.
  2. En un recipiente grande añadir los 450 gr de harina de fuerza, la azúcar reservada, 20 gr. De levadura fresca, 40 gr. De mantequilla, 2 huevos, 60 gr. De leche entera, 30 gr. De agua de azahar y la bola de masa madre.
  3. Amasar todos los ingredientes y tapar con un film transparente, y esperar una hora.
  4. Precalentar el horno a 200 grados.
  5. Coger la bandeja del horno, poner un papel de horno para que no se pegue y colocar la masa en forma de roscón y untarla con huevo.
  6. Cortar la fruta escarchada y colocarla a nuestro gusto sobre la masa con forma de corona.
  7. Humedecer un poco de azúcar y espolvorear la masa por encima y esperar a que coja un poco de volumen.
  8. Meter el haba y la figurita con cuidado donde más nos guste.
  9. Y por último hornear el roscón durante 5 minutos a 200 grados y 15 minutos a 180 grados aprox.

¡Feliz día de Reyes!

 

Recetas relacionadas

Sopa de cocido con arroz

Sopa de cocido con arroz

Canelones trufados

Canelones trufados

Especial Navidad: Turrón casero

Especial Navidad: Turrón casero